Top
Plástico que se auto-repara descubierto en España – Ideas e Inventos
fade
7355
single,single-post,postid-7355,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.0.1,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-header-style-on-scroll
brown-polymer-

Plástico que se auto-repara descubierto en España

Científicos españoles han desarrollado por primera vez en el mundo un polímero con auto-curación, un plástico que se puede cortar por la mitad y luego repararse a sí mismo sin intervención externa.  Apodado “Terminator”, el polímero se puede utilizar para ayudar a que los artículos de uso diario duren más tiempo, reparando los daños producidos por el desgaste normal. Esto podría reducir la cantidad de productos rotos enviados a los rellenos sanitarios y ayudar a evitar costosas reparaciones.

Las pruebas muestran que el plástico Terminator se repara casi por completo cuando dos piezas se comprimen y se dejan reposar durante dos horas.  El Centro de Tecnologías de Electroquímica en San Sebastián, que produjo el descubrimiento, dijo que las propiedades de autocuración, se realizan a temperatura ambiente, sin necesidad de calor o de luz externa. Una vez que se vuelve a unir, el plástico se puede estirar manualmente sin romperse. El polímero potencialmente podría añadirse a las piezas de plástico en los coches, las casas, y la electrónica. Dado que el material es extremadamente suave, los investigadores también están trabajando en el desarrollo de una versión más fuerte que podría tener otras aplicaciones industriales. Compuestos similares se han utilizado para crear una piel artificial  e incluso productos textiles a prueba de agua con una capacidad de curar cuando se dañan, pero todos los intentos anteriores han requerido algún tipo de intervención externa para comenzar el proceso de curación.

vía: Inhabitat

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment