Top
Crean el primer hígado impreso en 3D – Ideas e Inventos
fade
8434
single,single-post,postid-8434,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.0.1,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-header-style-on-scroll
higado

Crean el primer hígado impreso en 3D

La posibilidad de crear órganos a voluntad fue una de las principales especulaciones que se hicieron apenas apareció la impresión 3D. Sin embargo, ahora Organovo lo hizo realidad al crear el primer hígado impreso que permitirá usar el tejido humano para investigaciones científicas.

De esta manera, la empresa planea que durante el 2014 los hígados desarrollados a través de impresoras 3D empiecen a ser vendidos. No obstante, en una primera instancia estos serían ocupados dentro de la industria farmacéutica. Aún así, este órgano generado tridimensionalmente ya fue aprobado por las principales agencias internacionales de salud.

Por su parte, estos pequeños hígados impresos tienen medio milímetro de ancho por cuatro milímetros de largo, y demostraron que funcionan de manera muy similar a un hígado real, publicó el sitio FayerWayer.

El hígado de las impresoras 3D, tiene partes reales de tejidos humanos y puede cumplir algunas funciones reales del órgano, las que puede mantener eficientemente. Sin embargo, su duración no se extiende por más de 40 días.

No obstante, Organovo tiene la idea de vender los hígados a empresas farmacéuticas para que puedan realizar distintas pruebas, ya que este tipo de hígados han demostrado ser muy útiles en la experimentación con drogas.

Aunque en la actualidad los investigadores utilizan células de este órgano para determinar la toxicidad o el impacto de drogas, el hígado impreso ha demostrado ser mejor que aquellos que son “naturales”. No solo permite probar la toxicidad, sino que también permite observar la evolución del impacto de las drogas, la degeneración celular producida y otras alteraciones.

“La validación adicional de las funciones del hígado impreso de Organovo continúa demostrando el poderoso rendimiento de estos tejidos” dijo Keith Murphy, gerente la empresa. “En abril tan solo éramos capaces de mostrar las funciones del hígado por 5 días, y ahora hemos demostrado un rendimiento consistente por más de 40 días”.

“El primero de nuestros productos será comercializado durante el 2014, y se utilizará principalmente en toxicología, por clientes farmacológicos” agregó Murphy.

Sin embargo, a pesar del reducido tamaño de estos nuevos órganos, el siguiente paso de Organovo es desarrollar hígados a escala real, los que podrían ser directamente trasplantados en pacientes.

La incursión de la tecnología 3D se trata de un avance interesante que ya se visualizaba desde hace algún tiempo. Sin embargo, hasta ahora nadie había logrado materializar esta innovación al punto de que se pretendiera comercializarla. No obstante, esto trae a la luz diversas cuestiones sobre su utilización. Así las cosas y, dado que la demanda de órganos es por causas de vida o muerte, muchos se preguntan ¿cómo se regulara el acceso a este tipo de “productos” impresos para que la vida en general no se vea amenazada?

Así mismo, esto lleva a pensar en una tendencia futurista evidentemente clara en la que el ser humano es artífice de sus propias modificaciones, como si el propio cuerpo se tratara de una máquina a la que se le pueden colocar aditamentos y refacciones. Por otra parte, con estos órganos impresos muchos se adelantan a decir que la humanidad está en los albores del transhumanismo, al estar latente la posibilidad manipular el organismo.

vía: informador

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment