Top
Una máquina convierte el agua en vino – Ideas e Inventos
fade
9110
single,single-post,postid-9110,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.0.1,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-header-style-on-scroll
vino

Una máquina convierte el agua en vino

Una nueva compañía ha desarrollado la idea de convertir el agua común en vino, el dispositivo, llamado inteligentemente, “Máquina milagrosa” es una botella de $499 dólares que utiliza paquetes de ingredientes para producir el tipo de vino que el usuario desee en sólo tres días. Lo único que debe hacer es agregar agua y seguir el proceso de fermentación en una app gratuita.

Fue desarrollada por el sommelier de Napa Valley Kevin Boyer y el empresario de la industria vinícola Philip James, quien afirman que el aparato puede producir un vino que normalmente costaría más de $20 dólares por sólo un par de dólares.

Existirán 6 tipos de uva disponibles incluyendo Cabernet Sauvignon, Pinot Noir y Chardonnay y esperan agregar de 5 a 10 tipos más en los próximos 3 meses. La manera específica en que la máquina funciona es un secreto, pero en su sitio de Internet se explica que la cámara utiliza una serie de sensores eléctricos, transductores, calentadores y bombas para generar un ambiente controlado para la primera y, si es necesario, la segunda etapa de fermentación.

Un refractómetro digital mide la cantidad de azúcar del líquido durante el proceso de fermentación y un difusor de aire especialmente diseñando bombea aire filtrado aireando el vino, lo que suaviza los taninos.

Todo el proceso será monitoreado mediante un teléfono inteligente para que el usuario sepa lo que está ocurriendo y no tenga que estar mirando desesperadamente la botella para que dé una señal de que el vino está listo.

¿Pero qué hay de la calidad del vino? Para darle la calidad necesaria, también existirá un paquete de polvo que contienen los sabores necesarios para hacer que el vino sepa como si hubiera estado añejándose durante meses o años.

Debido a que se produce con aire y no con gas inerte (como las botellas comunes de vino) el vino sólo dura dos semanas, por lo que los usuarios deberán tomarlo rápidamente. Los fabricantes esperan que esté lista este año, aunque se necesita financiamiento para que llegue al mercado. Esperan reunir suficientes fondos para producir 2,000 unidades.

vía: nuestro.noticias

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment