Top
Un dron hackeado hiere a una atleta en Australia – Ideas e Inventos
fade
9322
single,single-post,postid-9322,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.0.1,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-header-style-on-scroll
dron

Un dron hackeado hiere a una atleta en Australia

 Durante una competición de triatlón en Australia un dron filmaba la carrera cuando, según la compañía que lo operaba, alguien interfirió en los canales y el operador perdió el control. El aparato se precipitó al vacío sobre una atleta que sufrió heridas en la cabeza y necesitó tres puntos de sutura.
Según los medios locales, el incidente se produjo el domingo durante la celebración de la carrera Endure Batavia Triathlon, en Geraldton, una ciudad en el oeste australiano a unos 420 km de Perth. Un dron filmaba a los atletas en plena prueba cuando se desplomó a una altura de unos 10 metros. Cayó sobre la atleta Raija Ogden produciéndole heridas en la cabeza. La escena se puede ver en la foto, tomada por Browning Media.
“Mi pelo estaba completamente lleno de sangre, me senté en el suelo porque pensé que iba a desmayarme”, dijo la atleta, quien confirmó que las heridas habían sido provocadas por el dron, y no al caerse ella posteriormente, como se pensó inicialmente. La atleta fue trasladada a un hospital cercano donde le dieron tres puntos de sutura en la herida.
Warren Abrams, propietario de la compañía que operaba el dron, ha declarado que alguien interfirió intencionadamente en los canales del aparato. Esto interrumpió la señal y causó que la persona que lo operaba perdiera el control del equipo.
Según el periódico local The West Australian, Warren se había ofrecido como voluntario para filmar la carrera con un dron, pero no tenía las licencias necesarias para operar el aparato en un evento público. Está por ver si el equipo fue realmente hackeado o es una excusa de la compañía que lo operaba. La autoridad de aviación australiana, CASA, está investigando lo ocurrido.

 

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment