Top
Toyota empieza a sustituir robots por personas en sus fábricas – Ideas e Inventos
fade
9348
single,single-post,postid-9348,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.0.1,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-header-style-on-scroll
toyota

Toyota empieza a sustituir robots por personas en sus fábricas

La utilización de robots en procesos industriales ha sido clave en el desarrollo de mejores y más eficientes procesos de fabricación. Pero eso no es lo que parecen pensar en Toyota. El fabricante de coches ha sustituido máquinas automatizadas en algunas de sus fábricas en Japón y ha creado líneas de producción en las cuales un buen número de empleados realizan las tareas que antes hacían las máquinas.

Japón es el segundo país del mundo (solo por detrás de Corea del Sur) con más robots trabajadores, unos 309.400. Sin embargo, la precisión de los autómatas no está librando a las compañías japonesas de errores en la producción. En 2008, Toyota tuvo que revisar más de 10.000 coches en Estados Unidos por un problema en la aceleración. El caso le valió además una severa multa por parte de la administración de ese país.

Hace tres años, Kawai ha vuelto a introducir personal cualificado en la línea de producción. En la planta de Honsha, los trabajadores han logrado reducir la cantidad de residuos de la línea de producción, y han mejorado mucho su eficiencia. El éxito de la prueba ha llevado a extender la práctica a otras fábricas.

Mitsuro Kawai lo explica con estas palabras a Bloomberg: “Cuando yo era un novato, había trabajadores con tanta experiencia que se les llamaba Kami-Sama (dioses). No había nada que no pudieran hacer. No podemos depender de máquinas que solo hacen la misma tarea repetitiva una y otra vez. Para convertirnos en maestros de las máquinas debemos adquirir la experiencia suficiente como para poder enseñar a esas máquinas.”

En definitiva, que los robots hacen el trabajo bien, pero carecen del nivel de brillantez y creatividad que puede tener una persona tras años de experiencia en su puesto de trabajo. Kawai quiere recuperar a esos “dioses” del taller. La decisión probablemente se traduzca en un cierto impacto sobre las cifras de producción. Aún así, sustituir un par de pinzas motorizadas por unas manos guiadas por una persona que sabe lo que hace suena realmente bien.

vía: Bloomberg

 

 

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment