Top
Blade, el primer deportivo impreso en 3D – Ideas e Inventos
fade
11425
single,single-post,postid-11425,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.0.1,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-header-style-on-scroll
blade

Blade, el primer deportivo impreso en 3D

La empresa Divergent Microfactories. se dedica a elaborar coches ligeros de bajo coste que reducen  el impacto medioambiental en el planeta, creando una plataforma de ensamblaje  que reduce radicalmente los materiales, la energía y los costes de fabricación. El CEO de la compañía, Kevin Czinger, quiere aplicar esta estrategia para la industria del automóvil, empezando con Blade, uno de los coches más verdes y más poderosos del mundo.

Blade, es un superdeportivo  sorprendente  de 700HP cuyo chasis fue impreso en su totalidad en 3D antes de ser ensamblado a mano. Divergent    Microfactories basa la construcción de la estructura del supercar Blade en una pieza llamada Nodo, una junta de aluminio 3D-impresa que conecta piezas de tubo de fibra de carbono para crear el chasis del coche. Además de reducir drásticamente los materiales y el uso de energía, el peso del chasis es entonces hasta un 90% más ligero que los coches tradicionales, dando como resultado una mejor economía de combustible y menos desgaste en carreteras. Además de todo eso, el chasis termina siendo mucho más fuerte y duradero.

Gracias a su mezcla de aluminio y fibra de carbono, Blade pesa sólo 635 kilogramos lo que ayuda al motor 700HP de  bicombustible, que se puede utilizar ya sea con gas natural comprimido o gasolina, para propulsar el coche de 0 a 100 km/h en unos apenas creíbles 2,2 segundos.

A  Divergent Microfactories les gustaría “imprimir” 10.000 de estos chasis al año, y está buscando socios para ampliar aún más el proyecto. La compañía también planea poner su plataforma en manos de pequeños equipos de emprendedores de todo el mundo, lo que les permitiría crear sus propias microfábricas y construir sus propios coches.

vía: tecnoneo

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment