Top
Un androide o una mujer? – Ideas e Inventos
fade
13829
single,single-post,postid-13829,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.0.1,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-header-style-on-scroll
japon1

Un androide o una mujer?

Un supuesto robot humanoide, prácticamente indistinguible de una persona de carne y hueso, que se pudo ver en un evento tecnológico en Japón ha generado una encendida polémica entre los internautas, informa el diario Daily Mail. Varios videos filmados durante la exposición anual de videojuegos Tokyo Game Show muestran una serie de jóvenes androides con una semejanza perturbadora con los humanos.

 

La opinión de los usuarios quedó dividida entre quienes aceptan que se trata de máquinas antropomorfas y los que sospechan que en realidad son actores que interpretan el papel de robots. Algunos usuarios de redes sociales incluso confiesan haber quedado enamorados de una de las bellas autómatas. La chica robot fue parte del stand promocional de un videojuego que explora el mundo construido por el hombre desde la perspectiva de una máquina.

 

Se trata del juego ‘Detroit: Become Human’ (Detroit: volverse humano), desarrollado para la consola Playstation 4 por la firma francesa Quantic Dream y comercializado por Sony Interactive Entertainment. La protagonista de la trama es Kara, una androide que escapa de la fábrica donde fue construida e intenta adaptarse al mundo humano. De acuerdo con el argumento del juego, los androides presentes en la convención son unos robots humanoides modelo AP700, descritos como los “androides más confiables del mundo”.

 

Sin embargo, algunos usuarios consideran que el nivel de realismo de detalles como la textura de la piel, las expresiones faciales y los gestos es propio de un humano auténtico. Sea como fuere, el hecho de que los robots humanoides sean cada vez más difíciles de distinguir de personas de carne y hueso es un indicio de que la línea que divide a las máquinas de sus creadores se está volviendo cada vez más borrosa.

 

vía: actualidad.rt

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment