Top
Las primeras latas de bebidas que se enfrían solas – Ideas e Inventos
fade
14081
single,single-post,postid-14081,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.0.1,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-header-style-on-scroll
chill can

Las primeras latas de bebidas que se enfrían solas

La empresa californiana The Joseph Company, especializada en tecnología y alimentación, acaba de lanzar, “la primera lata del mundo que se enfría sola”. Este logro ha conseguido un reconocimiento especial de la NASA, un premio de la Agencia de Protección del Medio Ambiente  y otro del ejército estadounidense.

 

La compañía estadounidense asegura que lleva dos décadas desarrollando y perfeccionando la tecnología detrás de las latas que se enfrían solas, llamadas “MicroCool” y que el sector de las bebidas llevaba 70 años intentando crear.  “Consumidores en zonas con refrigeración limitada, participantes en actividades como camping, pesca o navegación, y pequeños comerciantes comprenderán el impacto que la auto-refrigeración representa hoy día para la sociedad”, asegura la firma estadounidense.

 

Funciona a través de una “revolucionaria tecnología que enfría automáticamente la bebida de su elección en un minuto, sin usar electricidad, energía o hielo”. Las latas cuyo nombre comercial es Chill-Can, lata que enfría, ya se venden en las estanterías de la cadena de supermercados estadounidense 7-Eleven en 15 tiendas en el área metropolitana de Los Ángeles, California.

 

El primer producto en adoptarlas ha sido una nueva línea de café helado llamado Fizzics Sparkling Cold Brew Coffee, café frío espumoso preparado, unas latas de café de 250 mililitros y que se enfrían  haciendo girar una pequeña pieza en la base del recipiente, antes de voltearla rápidamente. Ese gesto permite liberar dióxido de carbono de un depósito interno, enfriando la bebida en entre 75 y 90 segundos, y haciendo disminuir su temperatura unos 16 ºC. El sistema añade un peso de 150 gramos al peso total de la lata, cuyo precio roza los 4 dólares.

 

“Como la tecnología de auto-refrigeración es muy innovadora, queríamos introducirla con una bebida innovadora”, indicó Tim Cogil, director de marcas privadas de 7-Eleven, en un comunicado de prensa. “Será la primera bebida que pueda enfriarse bajo demanda, aportando un nuevo nivel de conveniencia a los clientes que quieran disfrutar de una bebida fría cuando lo deseen”.

 

vía: BBC

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment