Avión equipado con láser para detectar turbulencias

Para la mayoría de los viajeros, las turbulencias producen un momento de incomodidad y susto, pero para las aerolíneas se traduce en costes de cientos de millones de dólares cada año en la indemnización por lesiones y daños en la aeronave. Hay varios tipos de turbulencias, pero el más peligroso, porque es invisible y extremadamente difícil de detectar, es la turbulencia en aire claro (CAT). Una nueva tecnología de detección de CAT, que podrían ayudar a los pilotos a eligir una ruta alternativa, está siendo probada como parte de un proyecto conjunto Europeo.

Como su nombre indica, el CAT puede ocurrir cuando las nubes no son visibles, no proporcionando referencias visuales de su presencia. Ocurre con más frecuencia en altitudes de alrededor de 7.000 a 12.000 metros, el CAT es causado cuando los cuerpos de aire que se mueven a diferentes velocidades colisionan entre sí. Los investigadores del Centro Aeroespacial Alemán (DLR), dicen que los estudios atmosféricos recientes indican que los episodios de CAT se convertirán en un problema aún mayor en el futuro, pues se prevé que el cambio climático aumente la frecuencia de las mismas.

Para reducir al mínimo los peligros de la CAT, DLR y sus socios del proyecto Délicat están probando un dispositivo de medición basado en láser en los vuelos en toda Europa. El instrumento LIDAR (Light Detection and Ranging), que fue desarrollado por investigadores del Instituto DLR de Física de la Atmósfera, emite radiación láser ultravioleta de onda corta en la dirección del vuelo. Mediante la medición de la señal reflejada por las moléculas de oxígeno y nitrógeno, el dispositivo puede detectar fluctuaciones en la densidad del aire y proporcionar una advertencia de CAT con antelación.

El sistema ha sido instalado en una modificación de las aeronaves Cessna Citation que se utilizará en una campaña de vuelos en toda Europa hasta finales de agosto. Al final de los vuelos de prueba, se analizarán los datos de la medición. Los datos no serán utilizados únicamente para demostrar la eficacia del sistema, sino que también proporcionará a los investigadores información sobre las condiciones en las que es probable que se formen CAT.

El equipo de investigación espera que su trabajo conduzca al desarrollo de un sistema de detección que podrían integrarse en los aviones, para que los pilotos tengan aviso previo de las CAT, dándoles la posibilidad de volar alrededor de la turbulencia, o en su defecto poder prevenir con tiempo a los pasajeros.

vía: gizmag

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment

 
Skip to toolbar