Residuos alimenticios: tercer fuente mundial de emisión de carbono

Un estudio reciente de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU (FAO) estima que los 1,3 millones de toneladas de alimentos son desechados alrededor del mundo representan más emisiones de gases de efecto invernadero que los emitidos por cualquier país con excepción de China y los EE.UU.. El estudio tiene en cuenta la energía, el agua y los productos químicos utilizados tanto para producir los alimentos, un total de alrededor de 3,3 mil millones de toneladas de dióxido de carbono cada año. En las naciones industrializadas, se debe a que los consumidores compran demasiada comida y tiran lo que no consumen. En los países en desarrollo, el problema es que carecen de instalaciones adecuadas de almacenamiento y conservación de alimentos y practican técnicas agrícolas ineficientes.

Con la población mundial aumentando año tras año, disminuir los desechos de alimentos no sólo reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero, también podría ayudar a prevenir las escasez de alimentos en las próximas décadas. Las sugerencias del FOA para la reducción de los residuos de alimentos en todo el mundo, indican para los productores en las naciones en desarrollo, utilizar una mayor inversión en la cosecha, la conservación, y los métodos de envasado para reducir el deterioro y llegar a los consumidores de manera más eficiente.

Para las naciones industrializadas son simples pero de amplio alcance, los consumidores deben ser alentados a servir porciones más pequeñas y hacer un mejor uso de las sobras, mientras que las empresas pueden donar los excedentes de alimentos a organizaciones benéficas. Encontrar alternativas al desecho de los residuos orgánicos en los vertederos, también podría reducir las emisiones de efecto invernadero.

vía: treehugger

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment

 
Skip to toolbar