La NASA reinventó la rueda: es de metal y no se pincha

Ingenieros de la NASA la agencia aeroespacial estadounidense, han  desarrollado una rueda a base de níquel y titanio que no se pincha ni deforma. Gracias a ambos componentes la llanta es totalmente flexible y se adapta a cualquier tipo de terreno. Pero lo mejor de todo es que una “memoria” que le permite regresar a su estado original.

 

Esta última característica es posible al exponer al titanio a altas temperaturas. Al hacerlo, el elemento químico genera una elasticidad a nivel molecular que provoca que recupere la forma genuina incluso tras haber sido sometida a fuertes tensiones y deformaciones.

 

De esta manera, puede circular por los parajes más escabrosos adaptándose a estos y con una gran capacidad de agarre. Y a pesar de que se deforme mucho al final, cuando deja de recibir presión, siempre regresará a su estado original. Puede ser empleada en todo tipo de vehículos, incluidos todoterreno, militares, para la construcción, aviones y coches.

 

vía: elcomercio

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment

 
Skip to toolbar